jueves, 4 de junio de 2015

Fuimos Angeles: Humo del Norte

NADIE empezó en los 80, y los cinco miembros escuchábamos música actual de aquella época: Police, U2, Depeche Mode, The Smiths, The Cure, Siouxie and the Banshees, Duran Duran... Radio Futura, Mecano, Alaska y los Pegamoides... Soda Stereo, Charly García... Todos estos y muchos más eran los grupos a los que escuchábamos... Discos que en aquel momento no tenían más de 2-3 años en el caso de los más antiguos, pero en definitiva discos editados en los 80 de grupos que ahora son famosos por haber empezado su mayor momento de popularidad en los años 80.

Se puede decir por tanto, que nuestro sonido, nuestras canciones y -por supuesto- nuestro disco era un disco muy de los 80... Adicionalmente, en ese momento convivíamos y asistíamos a conciertos de grupos chilenos que -al igual que nosotros- escuchaban a muchos de los mismos grupos. Teníamos las mismas referencias que Los Prisioneros, Aparato Raro, UPA o Viena, por nombrar algunos... Pero también éramos fans de estas bandas. Escuchábamos sus discos e íbamos a sus conciertos. Esto no acabó cuando nos marchamos de Chile, y seguimos con mucha atención las carreras de Los Prisioneros o UPA!, que continuaron largo tiempo después de que volviésemos a España, o de otras bandas como Los Tres, Lucybell, De Kiruza o Parkinson... Por nombrar sólo algunos... 

Pero para nosotros hubo una banda que siempre fue muy especial: La Ley. La Ley y Nadie siempre estuvieron relacionados desde los inicios. Para empezar, éramos muy amigos de Coti, Luciano, Andrés e Iván. En menor medida, también habíamos compartido con Mauricio con quien coincidimos en muchas ocasiones cuando estaba con Pancho Puelma y los Socios. No es tema menor mencionar que el primero trabajo de La Ley ("La Ley", 1988) en el que sólo estaban Coti y Andrés, nuestra cantante -y hermana- era la vocalista.


Fuimos testigos en primera fila de la génesis de este proyecto, habiendo escuchado las primeras maquetas de Andrés y Coti cuando aun no tenían cantante... Estuvimos presentes (y opinamos) en el proceso de decisión del nombre... Nuestro manager, Carlos Fonseca, fue el artífice de que el primer casete se publicara a través de EMI, dado que al disolverse el grupo NADIE tras el Festival de Viña del Mar, se buscó capitalizar el buen momento de NADIE para el lanzamiento del nuevo grupo. 

En la distancia supimos a través de las cartas de Andrés acerca de las primeras experiencias con Iván y con Beto, y asistimos muy felices del éxito de "Doble Opuesto" que supuso el inicio de lo que ha sido sin duda la banda Chilena de mayor impacto internacional... Pero lo que es más... nos encantaron los discos, las canciones, el sonido... Aunque nunca pudimos ver a la banda original (vimos a la actual formación en Madrid en 2002), somos fans de la primera Ley, la de las guitarras de Andres con influencias de los inicios de U2. 

En el nuevo EP, no nos planteamos conscientemente qué sonido queríamos tener. Por supuesto que hay influencias de los 80, pero seguramente haya elementos de los 90 y de la última década. Todo lo que uno escucha es algo que puede tarde o temprano aparecer en una canción o en una grabación, pero como digo, no es un acto consciente. Al componer y al grabar los nuevos temas, sencillamente dejamos que las canciones tomasen forma, y sólo después pudimos identificar elementos de grupos o discos que "se colaron" en las canciones. 

Esto es cierto de todos los temas menos de uno: "Humo del Norte". En esta canción yo busqué conscientemente el sonido de las guitarras de Andrés y en la primera maqueta quise imitar el bajo del Luciano de "Doble Opuesto". La paradoja es que Luciano y Coti están en la canción, pero no les quise decir nada de la influencia. Claramente el tema fue evolucionando y al final aparecen elementos de otros grupos, pero de alguna forma para mi es un tema que me recuerda al Andrés que conocimos, antes de La Ley y en los inicios de La Ley. Es un pequeño homenaje a un gran músico y un gran amigo.


Fran "Chachi" Arbulu







viernes, 15 de mayo de 2015

Fuimos Angeles: Insomnia



El primer tema que acabamos de grabar y mezclar del EP fue "Insomnia". Luciano no sólo grabó un bajo buenísimo, sino que además aportó unas muy inspiradas guitarras que hicieron que yo cambiase lo que originalmente había tocado. Por su parte Coti grabó un teclado muy distinto -y mucho mejor- que el que había metido yo en la maqueta. Finalmente Chuma grabó una potente batería y entonces llegó el turno de Pablo.

Cuando escuché la primera mezcla de "Insomnia" estaba pasando unos meses en EEUU, mientras que Pablo estaba en Alemania por trabajo. Durante los meses que ha mezclado el disco, estaba de gira como director musical de "Rocky Horror Show". El caso es que al escucharla me quedé impresionado. El sonido había pegado un salto cualitativo espectacular.

La verdad es que el tema original estaba en esencia desde la primera maqueta, pero de un sonido techno-dance, la evolución de la canción acabó en un sonido que casi recuerda a U2 en las guitarras, o a Garbage en la voz...

Al difundir el tema, la mayoría mis amigos del mundillo de la música y de los medios se mostraron sorprendidos por el sonido y destacaron la voz de mi hermana Soli, lo cual nos llenó de orgullo.

Finalmente el videoclip -idea de Soli materializada magistralmente a medias entre Soli y Chuma (diseñadora y realizador respectivamente)- surgió del concepto de que las canciones del EP parecían ser una especie de "selfies emocionales", de letras que mostraban facetas y momentos concretos...

Soli llevó la idea al plano gráfico e hizo una prueba con su iPad, cantando la canción ante un fondo blanco de su terraza. Al incluir un filtro (una simple app de video con la posibilidad de sobre-exponer la imagen), el resultado fue tan espectacular que procedimos a grabarlo todo así.

Con un iPad, un iPhone y una Go-Pro que usó Chuma para grabarse tocando la batería, conseguimos un resultado super profesional y efectivo. Por supuesto que la magnífica edición y post-producción de Chuma - que no en vano se dedica a esto- hace que el producto final sea de alta calidad y de magnífica hechura.

Así pues, aquí tienen nuestro primer clip extraido del EP "Fuimos Angeles":



Texto de Chachi (Fran)

miércoles, 13 de mayo de 2015

¿Por qué vendemos un disco?

Sacar un disco en estos tiempos es un acto de heroicidad e inconsciencia. La gente ya no valora la música. Todo el mundo la escucha, si... Pero nadie quiere pagar por ella...

¿Por qué sacar un disco? ¿Por qué ponerlo a la venta? Muchos músicos se plantean ya el negocio de otra forma: "El dinero está en el directo, así que mejor regalar la música y ya ganaremos con los conciertos..."

Pero NADIE es un grupo peculiar, dos miembros vivimos en España -donde no tenemos un público dispuesto a pagar por vernos- y los cuatro restantes viven en Chile, donde tenemos un público que nos sirve para llenar una sala pequeña, pero no una sala de un aforo que haga de nuestros conciertos una empresa rentable... Al menos por el momento...

Por otra parte, la idea de grabar este disco surge mas desde la necesidad de contar y cantar algo nuevo que desde una intención de "rentabilizar" una inversión o de buscar una ganancia monetaria... Los músicos participamos todos de forma altruista, y los técnicos son amigos que nos han hecho "precio de amigo",  pero aún así, las horas de estudio cuestan, y el trabajo de los técnicos profesionales es por definición su profesión, viven de ello... y por tanto hay que pagarlo...

Así pues, sabíamos que necesitábamos hacer un disco "bueno, bonito y barato" -que no seria rápido,-y que por mucho que ahorrásemos, implicaría un presupuesto respetable... Al no haber un sello discográfico detrás, sabíamos que tendríamos que conseguir la financiación para grabar nosotros mismos...

Lo primero que pensamos fue en intentar financiarlo nosotros. Lo mas sencillo en cualquier emprendimiento -siempre que uno pueda contar con los fondos- es adelantar el dinero y después recuperar con el propio negocio -en este caso con las ventas del disco- sin embargo un cálculo rápido nos hizo ver que no disponíamos de fondos suficientes para grabar un disco de 10-12 canciones, tal y como era nuestro propósito, y que como mucho podríamos grabar la mitad...   

La siguiente opción que nos planteamos fue la de recurrir a una fórmula cada vez más empleada por los músicos independientes: El "Crowd funding". Como la mayoría de los que lean esto ya sabrá, este método consiste en recabar el apoyo de los fans para financiar la producción. Los fans pagan por adelantado y una vez alcanzada la cantidad necesaria, se graba el disco que eventualmente reciben.


La pega de este método es que existe la posibilidad de no conseguir alcanzar la cifra objetivo, lo cual implicaba devolver las cantidades ya recibidas, con la consiguiente frustración para fans y para la banda. Adicionalmente implicaba dar un plazo adicional a la propia grabación del disco para recaudar los fondos, etc... y esto se añadía a unos tiempos que ya suponíamos que serían bastante dilatados. 

Finalmente nos decantamos por una fórmula mixta: como disponíamos de fondos para grabar unos 5 temas nuevos, pensamos en hacer medio disco, es decir un EP que venderíamos a modo de "Crowd funding de compensación instantánea". En lugar de pagar y tener que esperar meses para recibir su recompensa, aquellos fans, amigos o familia que deseasen apoyarnos en esta aventura, podrían hacerlo a cambio de algo. Un adelanto del LP que podremos acabar con lo que se recaude de la venta de esta primera entrega.

Como además teníamos un tema grabado para una película, y pudimos grabar unos temas en directo en nuestros conciertos de Diciembre, pensamos en añadirle un "bonus" para los que quisiesen adquirirlo.

Por ultimo, pensando en los que -como nosotros- son aficionados al formato físico, quisimos ofrecer un digipack de lujo, Diseñado por Soli, para darle un valor especial a este disco.

Así pues, vendemos nuestro disco para re-invertir en la segunda parte del disco. Si quieres escuchar el resultado, puedes hacerlo en Soundcloud o en Spotify. Y si te gusta lo que estamos haciendo, te invitamos a comprarlo en iTunes o en formato físico, para ayudarnos a acabar nuestro LP... Y de paso hacernos saber que te esta gustando lo que estamos haciendo... 

Muchas gracias por apoyarnos y por apoyar nuestra música!




Escúchalo en Soundcloud aquí
Escúchalo en Spotify aquí
Cómpra el Digipack desde Chile aquí
Compra el Digipack desde España aquí
Cómpralo en iTunes aquí
Cómpralo en Portaldisc aquí

viernes, 1 de mayo de 2015

Fuimos Ángeles - Parte 2

Normalmente la grabación de un disco empieza con la base rítmica. Tradicionalmente -desde que existe la posibilidad de grabación multi-pista- el batería grababa con apoyo de guitarra y bajo, quienes tocaban a modo de referencia en una sala aparte, o incluso desde la cabina de control, y la grabación se centraba en la batería, que debía conseguir grabar la canción en una sola toma para que sirviera de base. 

Después era el turno del bajista, quien hacía una o más tomas, e incluso podía "pinchar" una parte para corregir fallos. Luego la guitarra rítmica, teclados, etc... 

El último paso solía ser la grabación de las voces. Primero la voz principal, y luego coros y apoyos que siempre se acoplaban a la interpretación del vocalista principal de la banda... 

Hace unos años leí que Lou Reed prefería grabar con una caja de ritmos programable como referencia, y que luego fuese el batería quien se acoplase a su guitarra y voz... La realidad es que con las posibilidades de grabación digital, hoy en día uno puede grabar, re-grabar, cortar y pegar casi cualquier cosa. Mientras esté a tono y en tiempo... e incluso eso se puede modificar. 

Cuando grabamos "Ausencia 2.0" empezamos con una maqueta que sirvió de referencia a la banda para que grabaran en Chile la base rítmica en el Estudio Tarkus, y después nosotros grabamos en Red Led -conocido estudio de Madrid- las voces y guitarras. La ventaja de un estudio es que cuentas con un técnico de sonido y con muy buenos medios. La desventaja es que es que -a pesar de que ha bajado mucho- el precio por hora sigue siendo caro. 

Por otra parte, aprendimos mucho con la experiencia de la grabación de Ausencia: Para grabar teclados, guitarras y bajos realmente no necesitábamos estudio. Podíamos grabar en casa con ayuda de un programa como Protools, o Logic, que se asemejan mucho al Garage band que ya habíamos usado par la maqueta de Ausencia, aunque con mayor calidad.

Lo único que debíamos grabar en estudio eran las voces, la batería y el saxo, dado que para grabar este tipo de elementos lo esencial es la calidad del micrófono, del equipo (efectos, preamplificador, etc...) y -sobre todo- del técnico. Para la batería y el saxo, que se grababan en Chile, teníamos claro que la mejor opción era Tarkus. Al ser el estudio de un amigo -Juan Ricardo Weiler- teníamos buen precio, y además era un estudio muy especializado en sacar buen sonido a la batería, dado que el propio Juan Ricardo es un consumado baterista. 

En el caso de las voces, en lugar de repetir en Red Led -excelente estudio, por otra parte- preferimos contar con la ayuda de Rafa Martin para que, no sólo nos ayudase a grabar, sino que nos ayudase con la producción de las voces.

Rafa es cantante y músico porofesional desde hace años. Amigo del barrio desde la adolescencia, sus primeras maquetas las grabó en mi estudio de 8 pistas analógico. Tras una carrera en la que pasó por Sony Music, Muxxic (el extinto sello de Prisa) y Warner Music, lleva años como artista independiente. 

Menos conocida es su faceta como productor musical, aunque ha colaborado en gran número de producciones locales en España.

Lo principal es que siendo cantante, cuenta con equipo de grabación de voces, y -lo más importante- con una gran experiencia y conocimiento a la hora de grabar -y producir- voces y apoyos vocales. Por esto y porque se trata de un buen amigo de años en quien confío, me decidí a pedirle que nos ayudara con la grabación, y visto el resultado ha sido una de las mejores decisiones que he hecho en mi vida. 

Rafa aceptó encantado, y me propuso que contáramos con un productor y músico con el que colabora habitualmente en producciones y en directo: Pablo Navarro. Pablo es un gran pianista, teclista, director musical, y una de las personas más encantadoras que he conocido. Suya es la mezcla final del disco, además de haber aportado ideas y hasta algunos elementos -como la percusión electrónica al inicio de FUIMOS ANGELES- La de Pablo ha sido una una gran aportación al sonido de FUIMOS ANGELES. Para empezar, fue el que me convenció para trabajar con Logic.


Pero volviendo al principio: Decidimos hacer como Lou Reed y empezar a trabajar con las maquetas de Garaje Band, importarlas a Logic y empezar con la grabación de las voces. 

Yo confiaba en Rafa para ayudarnos a conseguir buenas interpretaciones. A la hora de grabar, uno busca la perfección, pero lo perfecto es lo opuesto de lo bueno: Uno quiere interpretaciones afinadas y en tiempo, pero que a la vez tengan frescura y sentimiento.

Lo que hicimos fue trabajar previamente, escuchar lo que funcionaba, y a la hora de grabar en el estudio de Rafa, nos pusimos en sus manos. Tras un par de tomas de calentamiento empezamos a grabar. Soli cantaba la canción entera cada vez, y tras cada toma Rafa hacía alguna sugerencia. Tras 3-4 tomas Rafa anunciaba "Creo que ya lo tenemos". La idea no era tener la voz en una única toma, sino que Rafa después escogería las mejores partes de cada toma y haría un montaje final. 

Así pues, las voces se acabaron de grabar en dos tardes, a principios de Junio de 2014, si bien repetimos "Un instante" un par de meses después para buscar una interpretación más rockera. Ahora sólo quedaba grabar todo lo demas!

Me encanta la cita de Jim Jarmush que dice "Bueno, rápido o barato; Debes elegir dos. Si es bueno y rápido, no será barato. Si es rápido y barato, no será bueno. Y si es bueno y barato, no será rápido". Nosotros teníamos claro que queríamos que el disco fuese bueno y necesitábamos que fuese barato, así que teníamos claro que no sería nada rápido. 

Tras acabar las voces -y coros, en los cuales también participó Rafa, por cierto- Quedaba re-grabar la música. Las maquetas se habían compuesto con la batería virtual (programable) del Garaje Band, guitarras y bajos provisionales grabados por mi, y algún teclado también grabado por mi... Pero la idea era contar con las baterías de Chuma, el bajo -y algunas guitarras- de Luciano, y los teclados y piano de Coti, además de algún saxo de Iván.   

Yo también repetiría las guitarras, por mejorarlas y por acoplarme a lo que fueran aportando los demás. El proceso prometía ser lento, pues además todos tenemos otros trabajos, proyectos, etc... que nos impedían dedicarle mucho tiempo al disco, así que debíamos "robarle horas al día" para ir grabando poco a poco. 

Chuma grabó sus baterías en 3-4 sesiones, pero necesitó 3-4 meses para tener  los días libres que le permitieran acabar.

Luciano pudo grabar guitarras y bajos para dos temas -"Insomnia" y "El Sonido del Tiempo", a la cual bautizó él, por cierto- antes de empezar un master y cambiar de trabajo, cosa que le impidió poder aportar nuevas grabaciones en varios meses. Su aportación en los mencionados temas fue tan importante que me obligó a rehacer guitarras y modificar algunos conceptos que tenía previstos de otra forma.

Lo mismo ocurrió con las aportaciones de Coti, que fue el más rápido tras Soli. Aparte de introducir teclados, piano y elementos sonoros distintos a los que aportaban las guitarras originales, hizo sugerencias interesantes a la hora de abordar la mezcla. Como curiosidad, Coti grabó teclados desde su estudio en Chile y también mientras estaba de gira en México, con su estudio portatil.

Por mi parte, yo grabé todos los temas en mi "estudio" casero, con mi mac y mis guitarras -Si bien pedí una Gibson prestada, aunque acabé regrabando algunas partes con la mía propia que fue un increible regalo de navidad-

Cada vez que recibíamos una nueva grabación de uno de los chicos, era como la mañana de Navidad. Me apresuraba a meter la nueva pista en la sesión de Logic y hacía una mezcla provisional para compartirla con el resto. Cada nueva aportación suponía tener que revisar guitarras, opciones, decisiones o incluso replantearnos qué hacer con las partes que faltaban...

Tras recibir todas las partes de Insomnia, mandamos las pistas a Pablo, quien nos sorprendió con un sonido que desde luego no esperábamos. Al trabajar de forma "virtual", Pablo podía modificar sonidos y efectos, logrando un resultado espectacular. 

Una a una, a lo largo de muchos meses, fueron quedando cada una de las canciones nuevas, hasta que finalmente acabamos a principios de Febrero.

La mayor parte del proceso de mezcla supuso que Pablo debiese mezclar con su portátil mientras estaba de gira por Alemania como director musical de "Rocky Horror Show" -uno de mis musicales favoritos de todos los tiempos, por cierto- y eso además de  retrasar el proceso, hacia que a veces no contase con el wifi adecuado para recibir o enviarnos audios.

A cada mezcla hacíamos Skype, proponíamos cambios y tras unas cuantas versiones, mandábamos a masterizar a Italia, donde Tommy Bianchi se encargaba del último paso.

En el disco, además de las 5 canciones nuevas, y de la versión de Ausencia ya mencionada (re-masterizada por Tommy) quisimos incluir tres temas en directo grabados el 5 de Diciembre de 2014 en la sala SCD, en un concierto doble que hicimos con los amigos de Plugin, y donde pudimos contar con Felipe Silva de técnico de sonido, quien además hizo de técnico de grabación. 

Elegimos incluir una versión bastante fiel al original de "Creo que te quiero", una versión muy distinta de "miénteme"- mucho más rockera- y una versión a duo de "No me arrepiento", nuestro tema mas alternativo de "Ausencia", en la que Soli comparte protagonismo con Ignacio Redard de Plugin. 

El Master final se entregó a fabrica el 20 de Abril, junto con el arte del digi pack, que es obra de Soli.

El EP sale a la venta el 11 de Mayo. Esperamos que les guste! 






lunes, 27 de abril de 2015

Fuimos Ángeles - Parte 1


Tras grabar "Ausencia 2.0" (puedes leer la historia completa aqui), quedó claro que era posible grabar un disco en dos paises; y tras la última gira nos había quedado claro que si queríamos retomar en serio la "carrera artística" de NADIE, debíamos tener material nuevo. De lo contrario siempre seríamos una banda de los 80 "sólo para nostálgicos"... y nosotros queríamos ser otra cosa!

En los 80 nos gustaba tocar nuestro propio material porque queríamos tener nuestra propia voz, hacer la música que nos gustaba, hacer música que nosotros mismos querríamos escuchar si fuésemos a un concierto nuestro... y por supuesto, hacer la música que nos hiciese pasarlo bien en directo!

Ahora nos planteábamos hacer música nuevamente y la idea era la misma... pero habían pasado más de 25 años desde nuestra última actuación, y personalmente hacía más de 13 años que no escribía nada nuevo... No teníamos ni idea de lo que iba a salir... 

Además en los 80 los compositores principales de la banda éramos Shia y yo. Juntos -o por separado- escribimos casi todos los temas de la banda... 9 de los 11 temas del disco -a excepción de la versión de Alaska y los Pegamoides "Bailando" y del único tema en el que hasta la fecha habíamos colaborado Soli y yo: "Quiero ser Modelo". La letra era una graciosa crítica al mundo de la moda, y a las aspiraciones adolescentes de muchas chicas de la edad que Soli tenía en el momento de escribirla, y yo sencillamente había adaptado una música de una canción que escribí para mi grupo punk de New Jersey GROUND ZERO, que se llamaba "Another Saturday"... Una oda al aburrimiento adolescente.

Pero ya no éramos adolescentes, y la verdad es que nos enfrentábamos a la temida "página en blanco" con ilusión, pero sin la más mínima idea de hacia dónde nos llevaría esta nueva etapa. 

Cuando componía con Shia, en nuestra etapa de NADIE, solíamos trabajar música y letra por separado y luego juntarlo todo en los ensayos. Más tarde trabajamos como duo y grabábamos maquetas también por separado. Aunque compartíamos estudio y casa, cada uno encontraba sus momentos de inspiración y grabábamos por separado. Solo al final nos juntábamos para ver arreglos vocales y coros.

Sin embargo, Soli me propuso juntarnos para trabajar. Ella tenía ideas de canciones, pero necesitaba ayuda para materializarlas, y esa era mi especialidad... con el único inconveniente de que vivimos a 600km de distancia... Aun así nos organizamos y empezamos a quedar. Un día cada vez. Algunas veces venía ella y otras iba yo. 

Para la preparación y maqueta de "Ausencia 2.0" ya habíamos comprado un micro y un interfaz que nos permitía "enchufar" voz y guitarra a la vez en el Garage Band, así que empezamos a trabajar con batería programada -usando beats que vienen con el programa- y a tocar a guitarra y voz.

En la familia somos cuatro hermanos, y todos tenemos una vena artística...  Shía canta, toca el piano, pinta, escribe poesía y teatro, dirige... Yo soy el "musico", el que toca la guitarra, bajo y se entretiene con arreglos de canciones -últimamente también me ha dado por escribir-, Angélica -la pequeña- es "la fotógrafa", aunque también toca el piano, canta y escribe un blog inteligente y divertido... 

Soli es "La diseñadora", con excelentes dotes para el dibujo y un gran ojo para el diseño gráfico. También le gusta la fotografía -de hecho fue la primera de la familia que exploró este arte- y en el último año se ha destapado además como una excelente poetisa, con una prolífica producción de textos que no paraban de fluir. Como si un dique se hubiese agrietado y ya no se pudieran contener...

El momento especialmente inspirado de Soli hizo que contáramos con una fuente inagotable de textos y letras de canciones a las que "solo" les faltaba poner música y melodía. Al revés que Soli, yo no tenía nada compuesto anteriormente. Mejor dicho, no quería usar lo que tenía compuesto anteriormente (hicimos un par de intentos y no encajaba la música con el momento personal de las letras),  así que decidimos improvisar y ver qué surgía de todo esto... Íbamos probando cosas, acordes, ritmos... hasta que algo nos gustaba y entonces nos poníamos a grabar y a revisar la letra.

Las sesiones de composición resultaron muy productivas, pues cada vez que nos juntábamos surgían dos o tres temas nuevos, a los que posteriormente yo le añadía bajo, guitarras adicionales y ocasionalmente algún sencillo teclado. Así muy pronto nos encontramos con al menos 13 maquetas semi-decentes que a continuación compartimos con Chuma, Coti y Luciano. 

De entre estos temas elegimos cinco para grabar. En primer lugar por una cuestión de presupuesto -dado que no contábamos con financiación ni sello discográfico alguno- y en segundo lugar porque, debido a que el proceso a distancia era largo, sabíamos que si intentábamos más temas, tardaríamos al menos un año en acabar el disco, y lo que queríamos era tener nuevos temas que lazar al público a fin de tener mayor presencia en medios, y hacer nuevos conciertos como banda en activo...

Así y todo, a fecha de escribir estas líneas -en Abril de 2015- llevamos más de un año desde iniciar el proceso creativo. Cierto es que en este tiempo hemos compuesto -entre Enero de 2014 y Mayo de 2014- y empezamos a grabar en Junio de 2014 para tener el primer single -"Insomnia"- acabado en Octubre de 2014 a tiempo de publicar antes de nuestra visita a Chile en Diciembre de 2014, cuando aprovechamos nuestros conciertos en SCD (5 de Diciembre de 2014) para presentar los nuevos temas del grupo...


El proceso de grabación, en dos países, queda para otro capítulo de este relato...

Fran "Chachi" Arbulu


domingo, 19 de abril de 2015

Fuimos Angeles - Prólogo


El último día de la "mini-gira" de 2013, cuando terminó el concierto en el Caupolicán, se mezclaban las emociones... por un lado la alegría de haber hecho un buen show, la emoción que da tocar en directo con amigos, y por otro la tristeza de tener que regresar y volver a guardar en un cajon esta nueva sensación que estabamos recuperando.

Coti, Luciano e Iván se han dedicado a la música en cuerpo y alma todos estos años, y de alguna forma veían con ternura este reencuentro nuestro con este mundo que es SU mundo. Pero para Chuma, Chachi y para mi, la sensación de "quiero más" se hacía cada vez más fuerte.

Recuerdo estar sentada en el backstage justo después del concierto pensando que no hay porque renunciar a los sueños por muy absurdos que parezcan, pero tenía claro que lo que no quería hacer era "estirar el chicle" de nuestro fugaz éxito de los 80. Fue en ese momento que lo vi claro, teníamos que componer, seguir creciendo, mirar al futuro, no al pasado, ya habíamos hablado del tema.. pero nunca en serio.... Ahora solo faltaba que Chachi lo viera también. En mi hermano conviven dos personas, el hombre práctico y eficiente, y el niño apasionado, creativo y travieso.... Yo necesito al niño.

Después de la etapa de Nadie, en los 80, Chachi y Shia continuaron haciendo música en España, componiendo y tocando juntos. Sus proyectos, aunque eran muy buenos, no acabaron de despegar por diferentes razones. Luego Chachi vivió una experiencia dramática que le marcó mucho (y de la que no me corresponde a mi hablar), y dejó de componer. Habían pasado casi 15 años.

Chuma había montado Objetivo Africa, junto a Igor Rodriguez y Pelao Mortón, pero de eso habían pasado también muchos años...

Estando aun en el Caupolicán recuerdo que le dije a Coti que teníamos que hacer un disco, se rió y me dijo que si, pero no creo que me tomase en serio.... Con Chuma hablamos también del tema, él compartía al 100% mi entusiasmo, y acordamos que nosotros grababamos en España, y el se ocupaba de la parte chilena.

En ningún momento dudé de que podíamos hacerlo, solo había que encontrar la forma. Y como mi hermano sabe bien... cuando se me mete una idea en la cabeza, soy capaz de mover montañas para conseguir lo que me propongo... Pero la logistica era complicada, para empezar Chachi y yo vivimos en ciudades distintas (el en Madrid y yo en Málaga, a unos 500 kms), y el resto de la banda a 10.000 kms.... algo inusual, pero no imposible.

Hace tiempo que Shia me había animado a escribir, por diferentes razones, y le había cogido el gusto.  Siempre supe que lo que escribía eran canciones, tenían ritmo, son mi forma de expresarme, solo necesitaban melodía.

Poco después de regresar de Chile, llamé a mi hermano y le dije que reservara tres dias para nosotros, me dio una fecha y me presente en su casa con mi cuaderno de letras en la maleta dispuesta a no irme de ahi sin canciones.... Lo que ocurrió la primera vez que nos juntamos fue casi mágico... hicimos la base de tres temas en nada de tiempo (dos de ellos están en el disco), Yo le muestro una letra a Chachi, le digo el ritmo que me imagino, la onda, y el busca entenderme... y no se como lo hace, pero acierta!! unos temas arrancan con una batería programada, otros con un rif de guitarra, otros con unas notas en el bajo.... y luego se van armando y creciendo, es casi mágico, es absolutamente adictivo!! La capacidad de crear de mi hermano no deja de sorprenderme.

Y luego vino la mejor parte... al resto de la banda les gustaron!!!

Uno de los primeros temas que compusimos fue Fuimos Angeles, la letra se la había mostrado a Shia y era su favorita, y cuando Chachi le puso música los dos quedamos felices... fue uno de los temas que más gustó al resto de la banda, y por el juego que da el título tenía que ser el nombre del disco.

Tocar en vivo es de las cosas más divertidas y emocionantes que hay, me encanta y me siento feliz con "mi banda" en el escenario. Pero la verdad, no hay nada comparable a la sensación de crear.. un grupo de amigos juntos haciendo sonar un tema, ver como va creciendo, cómo va cogiendo onda y cada músico va aportando su trocito, para mi no hay nada igual. No soy músico, pero me encanta crear. Me sieno muy afortunada de tener el privilegio de que magnificos músicos como Chuma, mi hermano, Coti, Luciano, Iván... estén siendo parte de este proyecto, de esta locura que no tiene explicación lógica, ni práctica... es solo buena onda, pasión por la música, y eso es único.

Ver como una canción va creciendo y cambiando con las ideas y aportaciones de otros músicos, para mi es mágico.

Soli

martes, 7 de abril de 2015

Interludio: La gira de 2013


Nada más bajarnos del escenario del Movistar Arena en La Cumbre de los ochenta... ya queríamos volver a subirnos.... Se nos había olvidado totalmente la sensación de tocar en vivo, y el público había estado increíble... Habían cantado y bailado con nosotros, canciones que yo me había tenido que volver a aprender porque las había olvidado, y aquí estaba la gente cantando conmigo... increíble... Creo que en ese momento volví a tener 17 años, y eso es demasiado divertido...

Toda esa noche y la mañana siguiente recibimos halagos, felicitaciones y todo tipo de piropos ... nuestros amigos estaban alucinados con nosotros, y nosotros con nosotros mismos. La actuación no fue ni mucho menos perfecta, pero lo pasamos genial (superados los problemas del principio) y a la gente la sentimos disfrutar, bailar, cantar.... para nosotros fue una fiesta!

Lo que más escuchamos en las horas después del concierto fue "tienen que volver". Nos lo decían los fans, los músicos, nuestros amigos... y en ese momento, con todo el subidón de adrenalina nos parecía lo más lógico. Se hablaba de una gira con Aparato Raro, de una gira de verano... se habló mucho y con muchísimo entusiasmo....

Al día siguiente del concierto yo regresaba a España... a mi vida (que me encanta), pero ya me había dejado un trocito de corazón en Santiago....

Las siguientes semanas seguimos recibiendo mails y mensajes por Facebook, Whatsapp... de gente que nos decía que teníamos que regresar, propuestas e invitaciones de productores de distintos lugares de Chile, se hablaba de conciertos por todo Chile... se hablaba mucho...

Llegó el verano en Europa, nuestras vacaciones, y todo se tranquilizó; pero al arrancar Septiembre nos contactaron para hacer una nueva versión de Ausencia, y volvieron las ganas de hacer música...
La grabación (como contó Chachi) fue un experimento de lo que sería trabajar a distancia, pero para mi fue también el volver a hacer música con mi hermano, y darme cuenta de lo mucho que me gusta... volver al estudio de grabación fue una sensación parecida a la de Santiago.

Como los cantos de sirena continuaban, productores que escribían y fans que nos decían que cuando regresábamos, de pronto pensamos que por qué no... Yo soy de las que piensa que si quieres algo tienes que hacerlo, no esperar a que venga solo... y fue en este momento cuando Pato Hado, a través de nuestra nueva amiga Vale Pogglio, nos propuso hacer un concierto/fiesta en La Blondie... los números no salían, y lo más probable era que perdiéramos dinero con el viaje, pero decidimos tomarlo como unas vacaciones y arriesgarnos...

Chuma estaba igual de entusiasmado con el regreso que nosotros.. Coti también nos dijo que se apuntaba, y como en ese momento, por motivos personales, Igor Rodríguez no podía acompañarnos, lo lógico fue hablar de nuevo con Luciano Rojas, que ya había colaborado en la grabación del nuevo Ausencia... también se apuntó.

Cerramos una fecha, compramos los billetes y a la aventura... y nada más comprar los billetes, Coti nos comentó que había la posibilidad de hacer dos conciertos más... uno junto a Aparato Raro en el Teatro Caupolicán, y otro en Chillan.... cambio de billetes, cambio de planes y a preparar todo en el trabajo y en casa ya que en lugar de un par de días serían 15 días fuera.

Al llegar a Santiago, empezamos a ensayar. Yo volví a ver lo mucho que me gustan los ensayos con la banda; es agradable sentirte parte de algo tan especial, sobre todo con músicos tan increíbles... para mi es un lujo y siempre estoy esperando que se den cuenta de que no estoy a la altura y me pidan que me vaya.... pero por ahora no se han dado cuenta; o les da pena echarme; y yo sigo disfrutando..


Tuvimos la suerte de que justo Saiko tenía concierto y pudimos verlos en vivo, también pudimos ir a ver a nuestro amigo Yogui Alvarado tocando con Emociones Clandestinas... geniales los dos conciertos!!


Nuestro primer concierto en La Blondie fue increíble, llenísimo de gente muy entusiasmada con nosotros, de nuevo cantaban nuestras canciones, y aunque no salió perfecto lo pasamos en grande y salimos con la sensación de haber estado en una celebración en la que eres el rey de la fiesta!! Realmente Pato Hado hizo un excelente trabajo y quedamos más que contentos con todo. La energía esa noche fue bestial!!


Segunda semana de ensayos, entrevistas... Todavía me sigue sorprendiendo el interés de la gente en Chile por nosotros, la curiosidad que despertamos. Imagino que porque nuestra historia es bastante peculiar... Los temas ya estaban sonando mejor, muchos arreglos nuevos. Y el aporte de Coti y Luciano en los antiguos temas de Nadie hacía que sonáramos increíble; o al menos esa es mi humilde opinión.

El viaje a Chillan fue como un viaje de colegio; risas recordando historias, restaurantes malísimos de carretera y hoteles que normalmente no pisaría ni loca, pero me recordó mucho a las giras que hicimos en los ochenta. El concierto en Chillán sonó increíble, era un local pequeño, El Bar Magnolia, con un retorno bastante decente. Es un gusto cantar escuchándote bien! Por suerte pudimos grabar el concierto y lo tenemos para el recuerdo.


De vuelta en Santiago, de nuevo viendo amigos y poco tiempo para descansar, porque al día siguiente tocábamos en El Teatro Caupolicán junto a Aparato Raro! Al llegar al teatro notamos que algo no iba bien, había bastante retraso. Por lo visto no había iluminación, no había técnico de monitores y no se que cosas más. Reconozco que tengo la gran suerte de saber que no entiendo nada de esto y dejo que se ocupen los que saben... Se que mi hermano,  Chuma y Coti son bastante perfeccionistas y les veía corriendo hablando con gente y organizando... yo de observadora, tranquila esperando,
 y... magia! todo se fue solucionando! o lo fueron arreglando...

En el Caupolicán hubo menos gente de la que se esperaba. Siempre hay excusas; mala gestión de prensa... mal día... lo que sea, una pena. Pero de nuevo lo pasamos genial. Puede cantar a dúo con Ignacio Redard "No me arrepiento" que es un tema de Shia que me emociona mucho, y a dúo con Ignacio es una delicia. Pero por mi inexperiencia nunca consigo tener un buen retorno y yo no quede nada contenta conmigo. Pero igual la gente disfrutó y las imágenes que se hicieron tanto en video como en fotos de esa noche son preciosas, nuestros fallos siempre nos los tomamos con humor y lo importante es que la gente disfrute, y creo que eso lo conseguimos.  Aparato Raro sonó increíble, y fue un placer poder ver su concierto en primera fila!


Las experiencias nunca salen como las imaginas, ni mejor ni peor, siempre son distintas, y yo estoy disfrutando con este momento que, por caprichos del destino, se nos ha presentado. Ni idea de cuanto durará, pero la mini-gira de 2013 la disfrutamos, aprendimos mucho, cometimos errores y aciertos... Aun así, todas son experiencias que seguimos acumulando, y seguimos esperando escribir próximos capítulos...

Soli



viernes, 27 de marzo de 2015

25 Años de Ausencia - Epílogo



Un par de meses después de la cumbre, recibí un mail mientras hacía el Camino de Santiago con mi chica. Para los que no conozcan El Camino, es una experiencia a medio camino entre el Senderismo y el peregrinaje. Ambas experiencias muy introspectivas y alejadas del mundo de la rutina... y sin buena conexión wifi...en este contexto recibí un mail en el que se me solicitaba permiso para usar una de nuestras canciones de los 80. En este caso "Ausencia".
La solicitud era para los títulos de crédito del inicio de una película titulada "El Derechazo" de un director llamado Lalo Prieto... Una rápida búsqueda en Google, durante una pausa en el camino para comer y beber algo, me sirvió para saber que Lalo Prieto había Co-dirigido una de las películas de éxito de 2012 en Chile -Stefan Vs. Kramer- y tras hablar con mi hermana Shia (Co-autora del tema) autoricé oficialmente a través de SCD el uso de la canción, a la vez que les proponía la posibilidad de hacer una nueva versión del tema para la película. Al parecer Lalo Prieto es fan del grupo, con lo que aceptó nuestra propuesta.


La idea de hacer una versión nueva tenía dos propósitos:
Primero; hacer una versión actualizada y más rockera que la original, cosa que desde hace años tenía ganas de hacer. Y segundo; probar a grabar en dos países distintos, pues ya habíamos empezado a pensar en la posibilidad de grabar temas nuevos, y quería hacer una prueba antes de planteárnoslo en serio...


La canción original la compuso Shía en teclados, y por eso es un tema en el que -a diferencia de la mayoría de las canciones de NADIE- el peso lo llevan los teclados. La letra la trabajamos juntos.
El caso es que era un tema en el que no había nada de guitarra hasta que la grabamos para el disco. Entonces le añadimos las partes de guitarra: Dos interludios instrumentales muy básicos y minimalistas que rompían un poco la estrofa, manteniendo silencio en todo el resto del tema.


Siempre pensé que a "Ausencia" le faltaban guitarras... Puede que sea porque -si bien toco bajo y un poco de teclado- la guitarra es mi insrumento principal y preferido. Así que quería que la nueva versión tuviese guitarras potentes y rockeras. Así se lo transmitía al resto de la banda y le pedí a Coti ayuda con la producción. El sugirió que les hiciese una  maqueta para que pudiesen tener una referencia a la hora de grabar las bases en Chile.


Para los que no estén familiarizados con el proceso de grabación tradicional, normalmente se graba la batería lo primero, para después ir sumando los demás instrumentos.
En Chile Chuma grabaría la batería en el estudio Tarkus de Juan Ricardo Weiler (gran musico y amigo desde los 80), Coti los teclados y a sugerencia suya -con gran entusiasmo de todos- Luciano se encargaría del bajo en la que sería su primera colaboración en esta nueva etapa...
Pero antes había que hacer una maqueta de referencia para que sirviera de guía en la grabación.




Tras volver de Chile en el 88, tuve varios estudios caseros. El primero de 4 pistas, el segundo de 8 pistas analógicas y 16 "virtuales" con las que podía sincronizar varios instrumentos digitales (caja de ritmos y teclados) por vía MIDI. Con estos equipos Shia y yo compusimos y grabamos numerosas maquetas que puedes escuchar aquí. Pero de esto hacia mucho tiempo y -para mi vergüenza- aunque tenía un mac con el estupendo programa Garaje Band que cualquiera de mis amigos hubiésemos soñado con tener en los 80, la verdad es que hacia muuuuuchos años que no había hecho nada de música...

El camino mas largo empieza con un paso, así que me arremangué y me puse a hacer pruebas... La primera maqueta era bastante cruda. Máxime porque ni siquiera tenía un micro decente y use un micro de sobremesa pensado para comunicación VOIP y no para grabaciones musicales... Aún así, esta primera grabación sirvió para que Chuma, Luciano y Coti grabaran una base "cañera" y con mucha onda.




Luciano además añadió unas guitarras que le dieron un toque distinto al que había pensado, pero que desde luego sumaban y convertían la nueva versión en algo completamente nuevo.Una vez que recibimos la base del tema, Soli y yo nos juntamos para hacer un trabajo de pre-producción que básicamente consistió en hacer todas las pruebas de grabación de guitarras y voces en el mismo garaje band, pero esta vez con un interfaz y un micro más adecuados que nos compramos con la idea de darle mucho uso -cosa que ha sido así-.



Tras las pruebas, entramos en estudio. En este caso el estudio Red Led de Madrid donde en sólo 6 horas grabamos todas las voces y guitarras. Finalmente le pasamos todas las pistas a Coti, quien mezcló y masterizó el tema en tiempo record para que se pudiera incorporar al montaje de la película de cara a su estreno.




La lástima es que la película estaba pensada para un momento muy concreto: Las elecciones presidenciales de Chile, y el foco se centraba en el candidato que se suponía que se presentaría por la derecha y que era el favorito para ganarlas. El hecho de que no se presentara hizo que la vida del filme fuese aun más breve de lo que sus creadores podrían haber previsto, y lamentablemente no fue un éxito de taquilla.

Ese mes de Noviembre, cuando la película estaba en sus últimos días de exhibición, estuvimos de visita en Chile, en lo que fue nuestra primera gira con la actual formación. Aunque esa es otra historia...En esas fechas se grabaron las imágenes del clip que Chuma hizo de la nueva versión, que bautizamos "Ausencia 2.0" y que podéis ver aquí:




Puedes escuchar la versiónd el 87 aquí: Videoclip Ausencia


Fran "Chachi" Arbulu

viernes, 20 de marzo de 2015

25 Años de Ausencia - Parte 3: La semilla de la resurrección

Al día siguiente del concierto estábamos como en una nube... De la cual caímos abruptamente al leer las críticas del concierto... En una de las dos que pudimos leer en los periódicos del lobby del hotel, ni siquiera se hacía mención alguna al grupo... Se hablaba del concierto, claro! Pero no entrábamos en lo que el periodista consideró digno de mención...   


En el segundo periodico que leímos, si que nos mencionaban, pero desgraciadamente tildaban nuestra actuación de "bochornosa"...Aunque sinceramente, no se si es peor que lo ignoren a uno, o que directamente  le hagan una crítica demoledora...

Es cierto que pasamos un mal rato en los primeros dos temas (como ya contamos aquí) pero sinceramente nos quedamos con la sensación de que una vez superado el mal trago, el resto de la actuación había sido un éxito... Al menos vista la respuesta del público y los comentarios de compañeros músicos y algunos periodistas con los que habíamos hablado en el Backstage.

Además, este evento era mas comparable a un partido amistoso de futbolistas veteranos que a un partido de Champions... No creo que a Zamorano o al Pato Rojas se les criticaría tan duramente tras un amistoso a beneficio -25 años después de haberse retirado- si no estuviesen en plena forma... Claramente no lo habíamos hecho por el dinero -tuvimos suerte de que no nos costara venir a tocar- lo que era en la mayoría de los casos (la mayor parte de las bandas nunca llegó a cobrar un peso por la quiebra de la productora que organizó el concierto).


En cualquier caso, nunca fuimos un grupo virtuoso ni mucho menos... Nuestro fuerte siempre fue la energía y la entrega, y de eso estaba seguro que nos  había sobrado.


Me alegré de ver que a Aparato Raro les habían hecho una crítica buena, y pensé en la paradoja de que si no hubiésemos tenido el problema nosotros, les habría pasado a los Aparato, ya que las bases de su show estaban en el mismo portátil de Coti. 

La organización había conectado por error un cable para visuales que no era necesario ya que -a diferencia del caso de Aparato- nuestros visuales no se disparaban desde el portátil de Coti. Si no hubiese sido por este fallo, Coti no hubiese podido corregir el problema antes del set de Aparato, y les hubiese pasado a ellos lo que nos pasó a nosotros... 

Lo crean o no, me alegré de que nos hubiese pasado a nosotros y no a ellos... Y desde luego estoy de acuerdo en que fue un gran show, que disfrutamos como fans que somos...
Aun así, reconozco que las malas -o inexistentes- críticas me habían dolido y habían herido mi -pequeño- orgullo de "artista". 

Pero hete aquí que una de las mayores diferencias entre los 80 y la actualidad, es que la opinión y las críticas ya no son coto exclusivo de los medios tradicionales, y al revisar los comentarios de fans y amigos que habían asistido al concierto nos encontramos con que los aficionados -aquellos a quienes finalmente estaba dirigido el show- tenían una opinión bien distinta acerca del concierto y de nuestra participación en el mismo...









































Leer estos comentarios, unido al sentimiento que recuperamos sobre el escenario... La sensación de conectar con el público y de notar la energía que nos devolvían, multiplicada por mil... En fin... Eso fue la mayor motivación para plantearnos que la cosa no podía acabar en esa única actuación -como era nuestra intención inicial- había quedado sembrada la semilla de la resurrección de Nadie, que cual Ave Fénix (tal vez Fénix Oscura) se negaba a quedar confinada en cenizas y quería volver a rugir envuelta en fuego y rock'n'roll... 

Fran "Chachi" Arbulu