lunes, 27 de abril de 2015

Fuimos Ángeles - Parte 1


Tras grabar "Ausencia 2.0" (puedes leer la historia completa aqui), quedó claro que era posible grabar un disco en dos paises; y tras la última gira nos había quedado claro que si queríamos retomar en serio la "carrera artística" de NADIE, debíamos tener material nuevo. De lo contrario siempre seríamos una banda de los 80 "sólo para nostálgicos"... y nosotros queríamos ser otra cosa!

En los 80 nos gustaba tocar nuestro propio material porque queríamos tener nuestra propia voz, hacer la música que nos gustaba, hacer música que nosotros mismos querríamos escuchar si fuésemos a un concierto nuestro... y por supuesto, hacer la música que nos hiciese pasarlo bien en directo!

Ahora nos planteábamos hacer música nuevamente y la idea era la misma... pero habían pasado más de 25 años desde nuestra última actuación, y personalmente hacía más de 13 años que no escribía nada nuevo... No teníamos ni idea de lo que iba a salir... 

Además en los 80 los compositores principales de la banda éramos Shia y yo. Juntos -o por separado- escribimos casi todos los temas de la banda... 9 de los 11 temas del disco -a excepción de la versión de Alaska y los Pegamoides "Bailando" y del único tema en el que hasta la fecha habíamos colaborado Soli y yo: "Quiero ser Modelo". La letra era una graciosa crítica al mundo de la moda, y a las aspiraciones adolescentes de muchas chicas de la edad que Soli tenía en el momento de escribirla, y yo sencillamente había adaptado una música de una canción que escribí para mi grupo punk de New Jersey GROUND ZERO, que se llamaba "Another Saturday"... Una oda al aburrimiento adolescente.

Pero ya no éramos adolescentes, y la verdad es que nos enfrentábamos a la temida "página en blanco" con ilusión, pero sin la más mínima idea de hacia dónde nos llevaría esta nueva etapa. 

Cuando componía con Shia, en nuestra etapa de NADIE, solíamos trabajar música y letra por separado y luego juntarlo todo en los ensayos. Más tarde trabajamos como duo y grabábamos maquetas también por separado. Aunque compartíamos estudio y casa, cada uno encontraba sus momentos de inspiración y grabábamos por separado. Solo al final nos juntábamos para ver arreglos vocales y coros.

Sin embargo, Soli me propuso juntarnos para trabajar. Ella tenía ideas de canciones, pero necesitaba ayuda para materializarlas, y esa era mi especialidad... con el único inconveniente de que vivimos a 600km de distancia... Aun así nos organizamos y empezamos a quedar. Un día cada vez. Algunas veces venía ella y otras iba yo. 

Para la preparación y maqueta de "Ausencia 2.0" ya habíamos comprado un micro y un interfaz que nos permitía "enchufar" voz y guitarra a la vez en el Garage Band, así que empezamos a trabajar con batería programada -usando beats que vienen con el programa- y a tocar a guitarra y voz.

En la familia somos cuatro hermanos, y todos tenemos una vena artística...  Shía canta, toca el piano, pinta, escribe poesía y teatro, dirige... Yo soy el "musico", el que toca la guitarra, bajo y se entretiene con arreglos de canciones -últimamente también me ha dado por escribir-, Angélica -la pequeña- es "la fotógrafa", aunque también toca el piano, canta y escribe un blog inteligente y divertido... 

Soli es "La diseñadora", con excelentes dotes para el dibujo y un gran ojo para el diseño gráfico. También le gusta la fotografía -de hecho fue la primera de la familia que exploró este arte- y en el último año se ha destapado además como una excelente poetisa, con una prolífica producción de textos que no paraban de fluir. Como si un dique se hubiese agrietado y ya no se pudieran contener...

El momento especialmente inspirado de Soli hizo que contáramos con una fuente inagotable de textos y letras de canciones a las que "solo" les faltaba poner música y melodía. Al revés que Soli, yo no tenía nada compuesto anteriormente. Mejor dicho, no quería usar lo que tenía compuesto anteriormente (hicimos un par de intentos y no encajaba la música con el momento personal de las letras),  así que decidimos improvisar y ver qué surgía de todo esto... Íbamos probando cosas, acordes, ritmos... hasta que algo nos gustaba y entonces nos poníamos a grabar y a revisar la letra.

Las sesiones de composición resultaron muy productivas, pues cada vez que nos juntábamos surgían dos o tres temas nuevos, a los que posteriormente yo le añadía bajo, guitarras adicionales y ocasionalmente algún sencillo teclado. Así muy pronto nos encontramos con al menos 13 maquetas semi-decentes que a continuación compartimos con Chuma, Coti y Luciano. 

De entre estos temas elegimos cinco para grabar. En primer lugar por una cuestión de presupuesto -dado que no contábamos con financiación ni sello discográfico alguno- y en segundo lugar porque, debido a que el proceso a distancia era largo, sabíamos que si intentábamos más temas, tardaríamos al menos un año en acabar el disco, y lo que queríamos era tener nuevos temas que lazar al público a fin de tener mayor presencia en medios, y hacer nuevos conciertos como banda en activo...

Así y todo, a fecha de escribir estas líneas -en Abril de 2015- llevamos más de un año desde iniciar el proceso creativo. Cierto es que en este tiempo hemos compuesto -entre Enero de 2014 y Mayo de 2014- y empezamos a grabar en Junio de 2014 para tener el primer single -"Insomnia"- acabado en Octubre de 2014 a tiempo de publicar antes de nuestra visita a Chile en Diciembre de 2014, cuando aprovechamos nuestros conciertos en SCD (5 de Diciembre de 2014) para presentar los nuevos temas del grupo...


El proceso de grabación, en dos países, queda para otro capítulo de este relato...

Fran "Chachi" Arbulu


domingo, 19 de abril de 2015

Fuimos Angeles - Prólogo


El último día de la "mini-gira" de 2013, cuando terminó el concierto en el Caupolicán, se mezclaban las emociones... por un lado la alegría de haber hecho un buen show, la emoción que da tocar en directo con amigos, y por otro la tristeza de tener que regresar y volver a guardar en un cajon esta nueva sensación que estabamos recuperando.

Coti, Luciano e Iván se han dedicado a la música en cuerpo y alma todos estos años, y de alguna forma veían con ternura este reencuentro nuestro con este mundo que es SU mundo. Pero para Chuma, Chachi y para mi, la sensación de "quiero más" se hacía cada vez más fuerte.

Recuerdo estar sentada en el backstage justo después del concierto pensando que no hay porque renunciar a los sueños por muy absurdos que parezcan, pero tenía claro que lo que no quería hacer era "estirar el chicle" de nuestro fugaz éxito de los 80. Fue en ese momento que lo vi claro, teníamos que componer, seguir creciendo, mirar al futuro, no al pasado, ya habíamos hablado del tema.. pero nunca en serio.... Ahora solo faltaba que Chachi lo viera también. En mi hermano conviven dos personas, el hombre práctico y eficiente, y el niño apasionado, creativo y travieso.... Yo necesito al niño.

Después de la etapa de Nadie, en los 80, Chachi y Shia continuaron haciendo música en España, componiendo y tocando juntos. Sus proyectos, aunque eran muy buenos, no acabaron de despegar por diferentes razones. Luego Chachi vivió una experiencia dramática que le marcó mucho (y de la que no me corresponde a mi hablar), y dejó de componer. Habían pasado casi 15 años.

Chuma había montado Objetivo Africa, junto a Igor Rodriguez y Pelao Mortón, pero de eso habían pasado también muchos años...

Estando aun en el Caupolicán recuerdo que le dije a Coti que teníamos que hacer un disco, se rió y me dijo que si, pero no creo que me tomase en serio.... Con Chuma hablamos también del tema, él compartía al 100% mi entusiasmo, y acordamos que nosotros grababamos en España, y el se ocupaba de la parte chilena.

En ningún momento dudé de que podíamos hacerlo, solo había que encontrar la forma. Y como mi hermano sabe bien... cuando se me mete una idea en la cabeza, soy capaz de mover montañas para conseguir lo que me propongo... Pero la logistica era complicada, para empezar Chachi y yo vivimos en ciudades distintas (el en Madrid y yo en Málaga, a unos 500 kms), y el resto de la banda a 10.000 kms.... algo inusual, pero no imposible.

Hace tiempo que Shia me había animado a escribir, por diferentes razones, y le había cogido el gusto.  Siempre supe que lo que escribía eran canciones, tenían ritmo, son mi forma de expresarme, solo necesitaban melodía.

Poco después de regresar de Chile, llamé a mi hermano y le dije que reservara tres dias para nosotros, me dio una fecha y me presente en su casa con mi cuaderno de letras en la maleta dispuesta a no irme de ahi sin canciones.... Lo que ocurrió la primera vez que nos juntamos fue casi mágico... hicimos la base de tres temas en nada de tiempo (dos de ellos están en el disco), Yo le muestro una letra a Chachi, le digo el ritmo que me imagino, la onda, y el busca entenderme... y no se como lo hace, pero acierta!! unos temas arrancan con una batería programada, otros con un rif de guitarra, otros con unas notas en el bajo.... y luego se van armando y creciendo, es casi mágico, es absolutamente adictivo!! La capacidad de crear de mi hermano no deja de sorprenderme.

Y luego vino la mejor parte... al resto de la banda les gustaron!!!

Uno de los primeros temas que compusimos fue Fuimos Angeles, la letra se la había mostrado a Shia y era su favorita, y cuando Chachi le puso música los dos quedamos felices... fue uno de los temas que más gustó al resto de la banda, y por el juego que da el título tenía que ser el nombre del disco.

Tocar en vivo es de las cosas más divertidas y emocionantes que hay, me encanta y me siento feliz con "mi banda" en el escenario. Pero la verdad, no hay nada comparable a la sensación de crear.. un grupo de amigos juntos haciendo sonar un tema, ver como va creciendo, cómo va cogiendo onda y cada músico va aportando su trocito, para mi no hay nada igual. No soy músico, pero me encanta crear. Me sieno muy afortunada de tener el privilegio de que magnificos músicos como Chuma, mi hermano, Coti, Luciano, Iván... estén siendo parte de este proyecto, de esta locura que no tiene explicación lógica, ni práctica... es solo buena onda, pasión por la música, y eso es único.

Ver como una canción va creciendo y cambiando con las ideas y aportaciones de otros músicos, para mi es mágico.

Soli

martes, 7 de abril de 2015

Interludio: La gira de 2013


Nada más bajarnos del escenario del Movistar Arena en La Cumbre de los ochenta... ya queríamos volver a subirnos.... Se nos había olvidado totalmente la sensación de tocar en vivo, y el público había estado increíble... Habían cantado y bailado con nosotros, canciones que yo me había tenido que volver a aprender porque las había olvidado, y aquí estaba la gente cantando conmigo... increíble... Creo que en ese momento volví a tener 17 años, y eso es demasiado divertido...

Toda esa noche y la mañana siguiente recibimos halagos, felicitaciones y todo tipo de piropos ... nuestros amigos estaban alucinados con nosotros, y nosotros con nosotros mismos. La actuación no fue ni mucho menos perfecta, pero lo pasamos genial (superados los problemas del principio) y a la gente la sentimos disfrutar, bailar, cantar.... para nosotros fue una fiesta!

Lo que más escuchamos en las horas después del concierto fue "tienen que volver". Nos lo decían los fans, los músicos, nuestros amigos... y en ese momento, con todo el subidón de adrenalina nos parecía lo más lógico. Se hablaba de una gira con Aparato Raro, de una gira de verano... se habló mucho y con muchísimo entusiasmo....

Al día siguiente del concierto yo regresaba a España... a mi vida (que me encanta), pero ya me había dejado un trocito de corazón en Santiago....

Las siguientes semanas seguimos recibiendo mails y mensajes por Facebook, Whatsapp... de gente que nos decía que teníamos que regresar, propuestas e invitaciones de productores de distintos lugares de Chile, se hablaba de conciertos por todo Chile... se hablaba mucho...

Llegó el verano en Europa, nuestras vacaciones, y todo se tranquilizó; pero al arrancar Septiembre nos contactaron para hacer una nueva versión de Ausencia, y volvieron las ganas de hacer música...
La grabación (como contó Chachi) fue un experimento de lo que sería trabajar a distancia, pero para mi fue también el volver a hacer música con mi hermano, y darme cuenta de lo mucho que me gusta... volver al estudio de grabación fue una sensación parecida a la de Santiago.

Como los cantos de sirena continuaban, productores que escribían y fans que nos decían que cuando regresábamos, de pronto pensamos que por qué no... Yo soy de las que piensa que si quieres algo tienes que hacerlo, no esperar a que venga solo... y fue en este momento cuando Pato Hado, a través de nuestra nueva amiga Vale Pogglio, nos propuso hacer un concierto/fiesta en La Blondie... los números no salían, y lo más probable era que perdiéramos dinero con el viaje, pero decidimos tomarlo como unas vacaciones y arriesgarnos...

Chuma estaba igual de entusiasmado con el regreso que nosotros.. Coti también nos dijo que se apuntaba, y como en ese momento, por motivos personales, Igor Rodríguez no podía acompañarnos, lo lógico fue hablar de nuevo con Luciano Rojas, que ya había colaborado en la grabación del nuevo Ausencia... también se apuntó.

Cerramos una fecha, compramos los billetes y a la aventura... y nada más comprar los billetes, Coti nos comentó que había la posibilidad de hacer dos conciertos más... uno junto a Aparato Raro en el Teatro Caupolicán, y otro en Chillan.... cambio de billetes, cambio de planes y a preparar todo en el trabajo y en casa ya que en lugar de un par de días serían 15 días fuera.

Al llegar a Santiago, empezamos a ensayar. Yo volví a ver lo mucho que me gustan los ensayos con la banda; es agradable sentirte parte de algo tan especial, sobre todo con músicos tan increíbles... para mi es un lujo y siempre estoy esperando que se den cuenta de que no estoy a la altura y me pidan que me vaya.... pero por ahora no se han dado cuenta; o les da pena echarme; y yo sigo disfrutando..


Tuvimos la suerte de que justo Saiko tenía concierto y pudimos verlos en vivo, también pudimos ir a ver a nuestro amigo Yogui Alvarado tocando con Emociones Clandestinas... geniales los dos conciertos!!


Nuestro primer concierto en La Blondie fue increíble, llenísimo de gente muy entusiasmada con nosotros, de nuevo cantaban nuestras canciones, y aunque no salió perfecto lo pasamos en grande y salimos con la sensación de haber estado en una celebración en la que eres el rey de la fiesta!! Realmente Pato Hado hizo un excelente trabajo y quedamos más que contentos con todo. La energía esa noche fue bestial!!


Segunda semana de ensayos, entrevistas... Todavía me sigue sorprendiendo el interés de la gente en Chile por nosotros, la curiosidad que despertamos. Imagino que porque nuestra historia es bastante peculiar... Los temas ya estaban sonando mejor, muchos arreglos nuevos. Y el aporte de Coti y Luciano en los antiguos temas de Nadie hacía que sonáramos increíble; o al menos esa es mi humilde opinión.

El viaje a Chillan fue como un viaje de colegio; risas recordando historias, restaurantes malísimos de carretera y hoteles que normalmente no pisaría ni loca, pero me recordó mucho a las giras que hicimos en los ochenta. El concierto en Chillán sonó increíble, era un local pequeño, El Bar Magnolia, con un retorno bastante decente. Es un gusto cantar escuchándote bien! Por suerte pudimos grabar el concierto y lo tenemos para el recuerdo.


De vuelta en Santiago, de nuevo viendo amigos y poco tiempo para descansar, porque al día siguiente tocábamos en El Teatro Caupolicán junto a Aparato Raro! Al llegar al teatro notamos que algo no iba bien, había bastante retraso. Por lo visto no había iluminación, no había técnico de monitores y no se que cosas más. Reconozco que tengo la gran suerte de saber que no entiendo nada de esto y dejo que se ocupen los que saben... Se que mi hermano,  Chuma y Coti son bastante perfeccionistas y les veía corriendo hablando con gente y organizando... yo de observadora, tranquila esperando,
 y... magia! todo se fue solucionando! o lo fueron arreglando...

En el Caupolicán hubo menos gente de la que se esperaba. Siempre hay excusas; mala gestión de prensa... mal día... lo que sea, una pena. Pero de nuevo lo pasamos genial. Puede cantar a dúo con Ignacio Redard "No me arrepiento" que es un tema de Shia que me emociona mucho, y a dúo con Ignacio es una delicia. Pero por mi inexperiencia nunca consigo tener un buen retorno y yo no quede nada contenta conmigo. Pero igual la gente disfrutó y las imágenes que se hicieron tanto en video como en fotos de esa noche son preciosas, nuestros fallos siempre nos los tomamos con humor y lo importante es que la gente disfrute, y creo que eso lo conseguimos.  Aparato Raro sonó increíble, y fue un placer poder ver su concierto en primera fila!


Las experiencias nunca salen como las imaginas, ni mejor ni peor, siempre son distintas, y yo estoy disfrutando con este momento que, por caprichos del destino, se nos ha presentado. Ni idea de cuanto durará, pero la mini-gira de 2013 la disfrutamos, aprendimos mucho, cometimos errores y aciertos... Aun así, todas son experiencias que seguimos acumulando, y seguimos esperando escribir próximos capítulos...

Soli