martes, 7 de abril de 2015

Interludio: La gira de 2013


Nada más bajarnos del escenario del Movistar Arena en La Cumbre de los ochenta... ya queríamos volver a subirnos.... Se nos había olvidado totalmente la sensación de tocar en vivo, y el público había estado increíble... Habían cantado y bailado con nosotros, canciones que yo me había tenido que volver a aprender porque las había olvidado, y aquí estaba la gente cantando conmigo... increíble... Creo que en ese momento volví a tener 17 años, y eso es demasiado divertido...

Toda esa noche y la mañana siguiente recibimos halagos, felicitaciones y todo tipo de piropos ... nuestros amigos estaban alucinados con nosotros, y nosotros con nosotros mismos. La actuación no fue ni mucho menos perfecta, pero lo pasamos genial (superados los problemas del principio) y a la gente la sentimos disfrutar, bailar, cantar.... para nosotros fue una fiesta!

Lo que más escuchamos en las horas después del concierto fue "tienen que volver". Nos lo decían los fans, los músicos, nuestros amigos... y en ese momento, con todo el subidón de adrenalina nos parecía lo más lógico. Se hablaba de una gira con Aparato Raro, de una gira de verano... se habló mucho y con muchísimo entusiasmo....

Al día siguiente del concierto yo regresaba a España... a mi vida (que me encanta), pero ya me había dejado un trocito de corazón en Santiago....

Las siguientes semanas seguimos recibiendo mails y mensajes por Facebook, Whatsapp... de gente que nos decía que teníamos que regresar, propuestas e invitaciones de productores de distintos lugares de Chile, se hablaba de conciertos por todo Chile... se hablaba mucho...

Llegó el verano en Europa, nuestras vacaciones, y todo se tranquilizó; pero al arrancar Septiembre nos contactaron para hacer una nueva versión de Ausencia, y volvieron las ganas de hacer música...
La grabación (como contó Chachi) fue un experimento de lo que sería trabajar a distancia, pero para mi fue también el volver a hacer música con mi hermano, y darme cuenta de lo mucho que me gusta... volver al estudio de grabación fue una sensación parecida a la de Santiago.

Como los cantos de sirena continuaban, productores que escribían y fans que nos decían que cuando regresábamos, de pronto pensamos que por qué no... Yo soy de las que piensa que si quieres algo tienes que hacerlo, no esperar a que venga solo... y fue en este momento cuando Pato Hado, a través de nuestra nueva amiga Vale Pogglio, nos propuso hacer un concierto/fiesta en La Blondie... los números no salían, y lo más probable era que perdiéramos dinero con el viaje, pero decidimos tomarlo como unas vacaciones y arriesgarnos...

Chuma estaba igual de entusiasmado con el regreso que nosotros.. Coti también nos dijo que se apuntaba, y como en ese momento, por motivos personales, Igor Rodríguez no podía acompañarnos, lo lógico fue hablar de nuevo con Luciano Rojas, que ya había colaborado en la grabación del nuevo Ausencia... también se apuntó.

Cerramos una fecha, compramos los billetes y a la aventura... y nada más comprar los billetes, Coti nos comentó que había la posibilidad de hacer dos conciertos más... uno junto a Aparato Raro en el Teatro Caupolicán, y otro en Chillan.... cambio de billetes, cambio de planes y a preparar todo en el trabajo y en casa ya que en lugar de un par de días serían 15 días fuera.

Al llegar a Santiago, empezamos a ensayar. Yo volví a ver lo mucho que me gustan los ensayos con la banda; es agradable sentirte parte de algo tan especial, sobre todo con músicos tan increíbles... para mi es un lujo y siempre estoy esperando que se den cuenta de que no estoy a la altura y me pidan que me vaya.... pero por ahora no se han dado cuenta; o les da pena echarme; y yo sigo disfrutando..


Tuvimos la suerte de que justo Saiko tenía concierto y pudimos verlos en vivo, también pudimos ir a ver a nuestro amigo Yogui Alvarado tocando con Emociones Clandestinas... geniales los dos conciertos!!


Nuestro primer concierto en La Blondie fue increíble, llenísimo de gente muy entusiasmada con nosotros, de nuevo cantaban nuestras canciones, y aunque no salió perfecto lo pasamos en grande y salimos con la sensación de haber estado en una celebración en la que eres el rey de la fiesta!! Realmente Pato Hado hizo un excelente trabajo y quedamos más que contentos con todo. La energía esa noche fue bestial!!


Segunda semana de ensayos, entrevistas... Todavía me sigue sorprendiendo el interés de la gente en Chile por nosotros, la curiosidad que despertamos. Imagino que porque nuestra historia es bastante peculiar... Los temas ya estaban sonando mejor, muchos arreglos nuevos. Y el aporte de Coti y Luciano en los antiguos temas de Nadie hacía que sonáramos increíble; o al menos esa es mi humilde opinión.

El viaje a Chillan fue como un viaje de colegio; risas recordando historias, restaurantes malísimos de carretera y hoteles que normalmente no pisaría ni loca, pero me recordó mucho a las giras que hicimos en los ochenta. El concierto en Chillán sonó increíble, era un local pequeño, El Bar Magnolia, con un retorno bastante decente. Es un gusto cantar escuchándote bien! Por suerte pudimos grabar el concierto y lo tenemos para el recuerdo.


De vuelta en Santiago, de nuevo viendo amigos y poco tiempo para descansar, porque al día siguiente tocábamos en El Teatro Caupolicán junto a Aparato Raro! Al llegar al teatro notamos que algo no iba bien, había bastante retraso. Por lo visto no había iluminación, no había técnico de monitores y no se que cosas más. Reconozco que tengo la gran suerte de saber que no entiendo nada de esto y dejo que se ocupen los que saben... Se que mi hermano,  Chuma y Coti son bastante perfeccionistas y les veía corriendo hablando con gente y organizando... yo de observadora, tranquila esperando,
 y... magia! todo se fue solucionando! o lo fueron arreglando...

En el Caupolicán hubo menos gente de la que se esperaba. Siempre hay excusas; mala gestión de prensa... mal día... lo que sea, una pena. Pero de nuevo lo pasamos genial. Puede cantar a dúo con Ignacio Redard "No me arrepiento" que es un tema de Shia que me emociona mucho, y a dúo con Ignacio es una delicia. Pero por mi inexperiencia nunca consigo tener un buen retorno y yo no quede nada contenta conmigo. Pero igual la gente disfrutó y las imágenes que se hicieron tanto en video como en fotos de esa noche son preciosas, nuestros fallos siempre nos los tomamos con humor y lo importante es que la gente disfrute, y creo que eso lo conseguimos.  Aparato Raro sonó increíble, y fue un placer poder ver su concierto en primera fila!


Las experiencias nunca salen como las imaginas, ni mejor ni peor, siempre son distintas, y yo estoy disfrutando con este momento que, por caprichos del destino, se nos ha presentado. Ni idea de cuanto durará, pero la mini-gira de 2013 la disfrutamos, aprendimos mucho, cometimos errores y aciertos... Aun así, todas son experiencias que seguimos acumulando, y seguimos esperando escribir próximos capítulos...

Soli



No hay comentarios:

Publicar un comentario